jueves, 15 de abril de 2010

Lorraine


Conoci a Lorraine, llevaba un traje cuadrille bañada con guantes rojos y un sombrero breton cuando tenia 16 años y me inspiro acerca de los sueños, de nuestros sueños. Yo le dije que por aquel entonces mi sueño era jugar en primera, hoy no juego al futbol hace 2 meses ya. Probe hacerle entender que jamas hablaria de politica, aunque quizas me hubiese gustado estudiar Derecho, sin embargo hoy opino, pero investigo las máquinas. Le blanquie que no queria una corona de oro , pero tampoco iba a hacer meritos para andar mendigando. Ni tampoco una queria pasar mi vida con una estrella de cabaret. Luego ella me miro y le dije si queria ir para mi casa, me sonrio, miro para abajo y me dijo que ella solo era una vela en el viento para mi. Camino dos pasos y y agarro su vieja guitarra, y empezo a cantar. Sus ojos brillaban llenos de sinfonía. Parecía unica, pero no de mi gusto. Me llamo la atencion por un momento pare y me dije que no me convenia jugarle al 78, tenia el 62 en el bolsillo. A mi vieja nunca le gustaron esos juegos, bastara que ganara. Acerco su cara y estuvimos bailando mejilla con mejilla un rato nomas. Nose porque, pero por un instante tuve miedo. Ella era música, pero trabajaba casa de ropa, tenia facturas que pagar. Y yo estudiaba. Nos quedamos hasta tarde hablando en su casa, temrinamos borrachos, esa mezcla de pisco con sprite no es nada buena, prefiero un Black Jack. Una gota de ese trago mancho su cuadrille. Se torno peor, pero segui esquivando sus balas. Enfrente de su departamento Luu se prendia un pucho mientras trepaba las rejas del suyo, ensima Jony le daba un envión, yo no quiero saber nada con esto. Esa noche pareciamos invensibles, pero no sacaba del lugar la tragedia. Le propuse ir a mirar la luna pero no era de su interés, ...prometo que va a estar en tus canciones, veni" le dije y ella se rio. Habia llegado a un punto que se reía de todo ya. Lorraine es especial creéme. Yo creo en dios, ella dice que dios lava su ropa sucia, lame la suela de sus zapatos y que el es su descarga en momentos psicóticos. Cuando amanecía, nos despertamos porque se escucho el ventanal chocar fuerte contra su marco, inimaginable viento nos despertó. Ella hizo dos pasos y empezo a bailar en el borde del balcón, yo le dije que despues me tocaba a mi. Tambien le insistí que salga de ahi porque ya no pisaba bien, ella me dijo que su vida era un paracaídas, vaya a saber uno. Olmedo no se murió porque sí. Esa noche se redondeó de gritos, rezamos para que esto termine ya que el juego habia finalizado, cerre mis ojos y dibuje. Si mal no recuerdo dibuje sangre, "Oficial! yo nunca dibuje esto antes!". Y este frasco de Procaína?" "Salud de sus conciertos" le dije. Si su secreto era encontrar sus venas, qizas ese era el camino para encontrar su corazon, Lorraine era indescifrable. Decidí alejarme por un tiempo de Amenábar y Juramento, todavía seguían alli sus letras y sus balas, su paracaídas tapando el piso. Una semana mas tarde estaba con el dr. Uriondo , que me hizo entender que las cosas no son como eran, ni tampoco lo fueron. Quizás habia algo en mi que necesitaba un poco de realidad, me gustaria que sea como las peliculas donde el héroe siempre encuentra un camino no importa cuan dificil aunque el universo pueda llegar a ser una exacta alucinación. Salud Lorraine!.

No hay comentarios:

Publicar un comentario